¿Qué historias se esconden detrás del edificio de la ex-Comisaría Séptima?

Este edificio emblemático del departamento pronto se convertirá en un espacio de Cultura, Memoria y Tolerancia. ¿Qué ocurrió acá?

Un repaso por la historia del edificio de la ex-Comisaría Séptima de Godoy Cruz nos lleva a recorrer un pasado teñido de clandestinidad y torturas.

El inmueble ubicado frente a la plaza departamental dejó de funcionar en el 2019 y pronto se convertirá en un espacio de Cultura, Memoria y Tolerancia.

En diálogo con Noticias d, la magister Fabiana Mastrangelo, presidenta de la Junta de Estudios Históricos Filial Godoy Cruz, habló sobre la historia y el futuro de este espacio emblemático del departamento.

El centro clandestino

Durante muchos años el espacio cumplió una función policial, pero en la última dictadura cívico-militar, de 1976 a 1983, parte de su edificio fue utilizado como centro clandestino de detención, así como ocurría en otras instituciones del país.

“En la vereda de la calle Lavalle, un mosaico con datos históricos nos recuerda esa triste noticia para que no olvidemos los valores republicanos y el respeto de los derechos humanos”, expresó la historiadora.

Mastrangelo remarcó la importancia de la Comisaría Séptima por ser cabecera departamental y la más antigua de Godoy Cruz: “Fue la única desde el siglo XIX hasta mediados del XX y una de las primeras creadas en la provincia”.

En septiembre del año pasado fue trasladada a un moderno y nuevo edificio frente al Parque San Vicente. En el actual Centro Integral de Seguridad funciona la Jefatura Departamental de Godoy Cruz Este y tiene salas de videovigilancia, monitoreo de drones, reuniones y la Oficina Fiscal 3. Además, de un Centro Integrador de Detenciones con nueve calabozos.

Mientras que, la “antigua construcción que ocupó frente a la plaza departamental volverá a su destino original y para lo que fue creado: ser una de las sedes de la Municipalidad de Godoy Cruz”, explicó Mastragelo.

Casa Departamental

El relato de la presidente de la Junta de Estudios Históricos de Godoy Cruz indica que el edificio donde funcionó la comisaría hasta el año pasado, originalmente, fue construido para ser asiento de la Casa Departamental.

En 1926, el Gobierno provincial decidió su construcción para el funcionamiento de las oficinas administrativas, policiales y municipales. Además, consideraba que esta iniciativa impulsaría “el desenvolvimiento edilicio” y enaltecería “la estética del radio urbano del departamento”.

Para tal fin compró a José María de Larrea, conocido vecino de la zona, el terreno ubicado en la esquina de las calles Colón y Lavalle. La construcción estuvo a cargo del arquitecto Raúl Álvarez y del constructor Rafael Amadei. El edificio fue inaugurado el 15 de octubre de 1928 y tuvo un destino municipal.

Asistieron al acto el ministro de Obras Públicas de la provincia y el intendente municipal. Si bien ese fue el destino inicial de esta construcción, a lo largo de la mayor parte del siglo XX y del actual ha sido sede de la Comisaría Séptima.

El Decreto 281 del 21 de abril de 1926 fundamentaba la iniciativa en el progreso que había experimentado Godoy Cruz en esos años. Tenía un considerable aumento vegetativo de la población con más de 30.000 habitantes, un importante centro comercial e industrial, la tierra se había revalorizado y aumentaban anualmente las construcciones.

Por ejemplo, en 1925 había 773 casas nuevas, 271 casas comerciales y 87 establecimientos industriales. Esto último lo convertía en uno de los Municipios que más aportaban al fisco a través de la contribución de impuestos.

Cultura, Memoria y Tolerancia

Hoy, la Comisaría es patrimonio departamental y se convertirá en un espacio de Cultura, Memoria y Tolerancia.

“Así aparece en el horizonte una oportunidad para poner en práctica concepciones dinámicas e integradoras sobre la cultura, la participación ciudadana, la historia y su vinculación con el presente. Vecinos y visitantes podrán beber de la memoria viva y la idiosincrasia godoicruceña”, concluyó Mastrangelo.

“Reconocernos”, el documental

En el 2008, el Municipio de Godoy Cruz estrenó el documental “Reconocernos”, dirigido por Cecilia Agüero.

La cinta de 48 minutos hace un recorrido por la historia de la ex Comisaría Séptima, con la palabra de familiares de víctimas de la última dictadura militar y el testimonio en primera persona de Pablo Seydell, quien padeció torturas en el lugar.

También aparecen María Assof de Domínguez y Agustina Elcira Corvalán de Vera, fallecida en julio del 2019 a los 92 años, referentes de Madres de Plaza de Mayo Mendoza; Sara Gutiérrez, hermana de Juan Antonio Gutiérrez, y Liliana Millet de Gómez, esposa de Raúl Oscar Gómez.

Contenido provisto por: Julieta Gulino 30 marzo, 2020