Los niveles del Río Mendoza que preocupan a Maipú

La próxima marca para el Río Mendoza será la segunda peor de los últimos 22 años. Además, se estima que el derrame bajará un 12% respecto al año pasado.  

En el onceavo año de Emergencia Hídrica, el Departamento de Irrigación ha informado que para este verano se espera que la marca del río Mendoza baje el 12% respecto del año pasado, lo que significa la segunda peor de los últimos 22 años.

Mientras que en la primavera y en el verano pasados la marca llegaba a 952 hm³, esta temporada con el comienzo de los deshielos se espera que, con suerte, llegue a 850 hm³.

“Esta es la nueva normalidad, el cambio climático. Tenemos muchos años por delante con esta realidad y hay que prepararse para eso”, sostuvo el superintendente de Irrigación, Sergio Marinelli.

La medición de ríos pronosticada para la temporada 2019/2020 que es de 2390 hm³, va a ser el 52% del promedio de los últimos 46 años.

“Estamos en un período de escasez hídrica. Esto quiere decir que los ríos traen menos agua de lo previsto, en donde el caudal que van a tener es muy inferior al que tiene la media histórica. Imagínese que en casi todos los ríos estamos aproximadamente en un 50% de lo que es la media histórica. O sea, el agua que vamos a disponer es la mitad del agua que se ha tenido históricamente en esa media”, explicó Marinelli.

La importancia del río Mendoza en Maipú

El río Mendoza es vital para la supervivencia del oasis norte ya que, fundamentalmente, brinda agua para los cultivos y el consumo humano.

El Mendoza es un río de deshielo que nace en el Aconcagua y recibe agua de numerosos afluentes: al Norte, de los ríos Las Cuevas, de Las Vacas, Picheuta, Uspallata y al Sur, de los ríos Blanco y Tupungato.

Así, quien irriga las tierras de los departamentos de Maipú, Luján de Cuyo, Guaymallén, Las Heras, San Martín y Lavalle en la provincia de Mendoza, desemboca en las lagunas de Guanacache.

Contenido provisto por: Municipio de Maipú 4 noviembre, 2019