Qué es el plasma para el coronavirus y cuánto se sabe de su eficacia

Y dónde acudir si querés donar plasma en Mendoza.

Empecemos por el principio. Las personas recuperadas de coronavirus, tienen en el plasma de su sangre los anticuerpos de la enfermedad. Hasta el momento no hay estudios suficientes que confirmen la eficacia de la donación de plasma, pero estos anticuerpos podrían ayudar a otras personas que estén cursando la enfermedad.

El Ministerio de Salud de la Nación puso en marcha un Ensayo Clínico Nacional con el objetivo de evaluar beneficios y riesgos del tratamiento. 

Hasta el momento, los pacientes recuperados de Covid-19 pueden ofrecer de forma voluntaria donar su plasma con el fin de contribuir al estudio y recuperación de otras personas. 

En una publicación reciente, la Dra. Kuperman, Jefa de Hemoterapia del Garrahan aclaró que el plasma convaleciente del coronavirus ha demostrado ser seguro según estudios de otros países, primero en 5000 y luego en 20 mil pacientes adultos con enfermedad moderada y grave. “La gran pregunta es si es eficaz”, sostiene. Hay varios reportes que aseguran que los pacientes han mejorado después de recibir plasma, pero así también los hay de pacientes que mejoran su estado de salud sin la aplicación de este tratamiento. 

En Argentina se están realizando ensayos clínicos en pacientes con características diversas a fin de confirmar la eficacia. “Esperamos con mucha expectativa las publicaciones preliminares que guíen la decisión respecto a qué pacientes se verían beneficiados con este tratamiento”, sostiene. Los ensayos pueden verse en este sitio web oficial

Hasta el momento hay un único trabajo publicado de estas características y lamentablemente, la aplicación de plasma no ha reducido la mortalidad a 28 días, aunque los resultados no son concluyentes.

La donación de plasma en Mendoza para pacientes con coronavirus recién está comenzando, y los puntos son hasta el momento el Hospital El Carmen y el Centro Regional  de Hemoterapia. 

Contenido provisto por: María Abeijón Sarquís 29 junio, 2020