Turismo hacia adentro: cuáles son los lugares que prefieren los mendocinos

Turismo

En los fines de semana largo los mendocinos eligen lugares para visitar dentro de la provincia. A la hora de pasear, muchos desconocemos cuáles son los sitios más atractivos y, sin lugar a dudas, la opinión de los locales debe considerarse entre las más valiosas.

Mendoza es un territorio que, en materia turística, tiene tantas opciones como potenciales visitantes. Sin embargo, las ciudades no reciben solo turistas de provincias aledañas, del resto del país o del mundo: el turismo interno es una de las características más destacables.

En los fines de semana largo los mendocinos aprovechan para conocer o simplemente volver a visitar lugares de la provincia. Y es que no solo se trata de la cercanía, la accesibilidad económica y las actividades que ofrecen los lugares, sino también de sus inigualables paisajes. 

Si bien los lugares que podemos mencionar son cientos, hay 4 que resultan indispensables y son Cacheuta, Potrerillos, Tunuyán y Valle Grande.

– Potrerillos, en Luján de Cuyo, se encuentra en un valle rodeado de montañas de la Precordillera y del Cordón del Plata. Lo más destacado de su paisaje es el lago, que fue creado cuando se construyó el dique sobre el río Mendoza y es donde se realizan diferentes actividades náuticas como kayak, windsurf, kitesurf y paseos en velero, entre otros.

– Tunuyán se destaca por los paisajes con valles y quebradas, con gran cantidad de colores y formas. Tiene un gran abanico de propuestas, para todo tipo de gustos. Por un lado, el circuito enológico, de recorrido por bodegas y viñedos. Por el otro, el turismo de corte cultural, caracterizado por los museos, las exposiciones artísticas y los sitios históricos. También el circuito rural para conocer la tradición y el paisaje de la zona y el circuito religioso, con un abarcativo patrimonio histórico. Por último, el costado aventurero de la ciudad, que ofrece todo tipo de actividades al aire libre y deportivas.

– Cacheuta, en el límite de Luján de Cuyo y Las Heras, se caracteriza por estar sobre una fuente de aguas termales, que significan su principal actividad turística. Además cuenta con un concurrido Museo Ferroviario y con actividades de turismo aventura en los cerros cerrados.

– Valle Grande, en San Rafael, tiene la impronta del turismo aventura, por sus montañas, lagos, islotes y su frondosa vegetación. Allí se realizan actividades como rafting, escalada, tirolesa, parapente y pesca, entre otras. Cabe destacar que tiene el paisaje permanente del Cañón del Atuel y las aguas turbulentas del río del mismo nombre.

Contenido provisto por: 2 agosto, 2019