El medio revela registros sobre la operación de sicarios en Paraguay

La investigación señala que criminales de Brasil y Paraguay se unieron para planificar el asesinato del fiscal, reuniendo un millón de dólares. Entre los implicados se mencionan a Pavão, Miguel Insfrán (conocido como Tío Rico) y Jaime Franco.

El medio colombiano Semana tuvo acceso a la investigación transnacional del caso Marcelo Pecci, revelando que inicialmente el plan era ejecutar el crimen en Paraguay. Sin embargo, debido a la seguridad del fiscal antidrogas, el plan se trasladó a Cartagena, Colombia, donde el 10 de mayo de 2022 fue asesinado.

Según la publicación, narcotraficantes paraguayos y brasileños se aliaron y reunieron un millón de dólares para financiar el plan, que involucró a tres importantes criminales: Jarvis Chimenes Pavão, Miguel Insfrán, conocido como Tío Rico, y Jaime Franco.

Marcelo Pecci se encontraba de luna de miel con su esposa Claudia Aguilera, lo que se aprovechó por los narcotraficantes. Contrataron sicarios de una agencia criminal en Medellín para cometer el asesinato en una playa de la isla de Barú.

Aunque la policía y la fiscalía de Colombia resolvieron el crimen rápidamente y capturaron a los autores materiales, los autores intelectuales aún no se identificaron.

Se informa que los mafiosos acordaron en Brasil asesinar al fiscal, y desde allí los sicarios se trasladaron a Asunción, donde se juntó el millón de dólares para financiar el crimen.

Artículo de Semana

Señala que ya se tienen datos precisos sobre las reuniones y participantes en el plan, así como sobre el movimiento del millón de dólares y el grupo de sicarios que siguieron al fiscal durante varios días en Paraguay. Francisco Luis Correa, quien transportaba las armas para el crimen en Colombia y colabora bajo principio de oportunidad, confirma esta operación.

El objetivo era simular un robo, pero al no ser posible, esperaron hasta el último día. Para ello, se reunió otro millón de dólares, del cual la oficina de sicarios recibió 2.000 millones de pesos.

Los investigadores colombianos cruzaron los nombres de las investigaciones de Pecci, lo que los llevó a identificar a Pavão, un narcotraficante brasiguayo que operaba desde la cárcel, y a Tío Rico, detenido en Brasil por enviar droga a Europa. Jaime Franco, otro colaborador del financiamiento, también se identificó y condenó a 18 años de prisión tras una investigación de Pecci.

Sin embargo, desde Paraguay, la investigación recibió críticas. El fiscal general Emiliano Rolón reconoció que no tienen pistas para identificar al autor intelectual del crimen.

Fecha de Publicación: 11 junio, 2024