El gobierno atribuye la parálisis de la Ciudad Sanitaria a la empresa contratista

El MIVED ha iniciado acciones legales para poner fin de manera definitiva a las relaciones contractuales con el consorcio, con el objetivo de avanzar en esta obra crucial para la salud pública dominicana.

El ministro de Vivienda y Edificaciones (MIVED), Carlos Bonilla, afirmó anoche que el incumplimiento del contratista asignado, el Consorcio Consmara-Seminsa, es la razón detrás del retraso en la finalización de la Ciudad Sanitaria.

En una carta, Miguel Franjul, el funcionario expresó que esta empresa no solo ha fallado en cumplir con los plazos establecidos, sino que también está en números rojos según las fiscalizaciones del MIVED, acumulando una deuda con el Estado dominicano cercana a dos mil millones de pesos.

«Uno de los aspectos más preocupantes es la discrepancia de aproximadamente RD$662,888,738.00 a favor del Estado dominicano, fondos que no se utilizaron en la obra. Esta cifra se reconoce por el contratista, pero según la auditoría del MIVED, el monto real es mucho mayor, cercano a unos dos mil millones de pesos», declaró Bonilla.

La respuesta del ministro de Vivienda y Edificaciones se produjo tras la publicación de un reportaje titulado «Ciudad Sanitaria ‘Luis E. Aybar’ a la deriva», de la periodista Doris Pantaleón. En el artículo se señala que más de RD$18,000 millones se invirtieron en la Ciudad Sanitaria Luis Eduardo Aybar, pero hasta ahora solo se ofrece servicios de consulta externa.

Entrevista al presidente de la Ciudad Sanitaria

Pantaleón entrevistó al doctor José Joaquín Puello, quien destacó la urgencia de finalizar y poner en funcionamiento el complejo hospitalario, por donde se esperaba que pasaran diariamente 15,000 pacientes de los sectores más poblados de Santo Domingo y de otros centros del país. Actualmente, solo se ofrece servicio de consulta externa que beneficia a entre 5,000 y 7,000 pacientes cada día.

El ministro Bonilla explicó en su comunicación que «en la administración pasada, el proceso de adjudicación y ejecución estuvo lleno de irregularidades, incluyendo la adquisición de equipos sin el debido proceso de licitación pública y la dependencia de un único proveedor para el equipamiento médico, lo cual ha limitado considerablemente las opciones del gobierno en caso de incumplimiento».

Señaló que desde que el MIVED recibió la obra en agosto de 2020, se han realizado numerosos esfuerzos para reanudar el proyecto y solventar las diferencias con el contratista.

Sin embargo, Bonilla mencionó que «a pesar de haber alcanzado un acuerdo en mayo de 2023, donde el contratista admitió su deuda y se comprometió a instalar el 100% de los equipos y el software de gestión hospitalaria, el Consorcio Consmara-Seminsa ha vuelto a faltar a su compromiso».

Un recuento ofrecido por el MIVED

El ministro menciona en su comunicado que la Ciudad Sanitaria adjudicó inicialmente mediante licitación pública el 5 de junio de 2013 por un monto de RD$6,993,575,025.00 al Consorcio Consmara-Seminsa. Añade que la primera modificación al contrato se realizó el 19 de abril de 2017 por RD$1,746,600,594.62, alcanzando el límite permitido por la ley de Compras y Contrataciones.

Destaca que en violación a la normativa, el 31 de agosto de 2018 se llevó a cabo una segunda modificación por RD$6,121,157,176.23 para equipamiento y mobiliario, incrementando el contrato en un 112.49%.

Expone que en 2020, el MIVED recibió la obra en medio de la pandemia del Covid-19 y se iniciaron negociaciones con el contratista para reanudar la ejecución del proyecto y la instalación de equipos en las instalaciones.

La voz del ministro

El ministro subraya que la compra de los equipos se realizó de manera irregular, sin el debido proceso de licitación pública y con una marca exclusiva, lo que limitó al gobierno a un único proveedor.

Detalla que a partir del primer trimestre de 2021 se comenzó a entregar áreas como el tratamiento de Covid, el edificio de consulta externa, la administración y la planta de tratamiento.

Añade que en noviembre se inició una auditoría del contrato de RD$18,000 millones, con informes entregados en 2022.

Desde esa fecha, Bonilla indica que se llevaron a cabo negociaciones con el contratista para que reconociera su deuda y se comprometiera a instalar y poner en funcionamiento los equipos ya pagados, logrando un acuerdo el 9 de mayo de 2023, donde el contratista se comprometió a instalar el 100% de los equipos y el software de gestión hospitalaria, y dio su aprobación para licitar áreas del proyecto que aún no estaban terminadas.

Finalmente, destaca que ante esta situación, el MIVED ha iniciado un proceso legal para terminar definitivamente las relaciones contractuales con el consorcio y así poder avanzar con esta obra crucial para la salud pública en la República Dominicana.

Fecha de Publicación: 14 junio, 2024