Martín Olivero: «Cuando uno llega a los cargos ejecutivos siente que puede transformar la realidad a la gente»

El Intendente de La Punta calificó la ciudad como “del siglo XXI”. Busca potenciar el turismo y avanza con gestión de obras, enfocado en la sustentabilidad y el conocimiento.

Martín Olivero es peronista y vive para la política. La función de Intendente la conoce muy de cerca ya que su padre Juan Carlos Olivero tiene el mismo cargo, pero en la localidad pampeana de Parera, de donde él es oriundo: «Padre e hijo somos intendentes de ciudades distintas y por partidos políticos distintos. Él es radical y yo peronista, pero dialogamos. No hay discusiones ni nos peleamos, solamente disentimos en algunas cuestiones». Esa capacidad de diálogo, consenso y transparencia es una marca que lleva el jefe comunal de La Punta y que le permitió ser reelecto hace ya 14 meses a pesar de romper con el oficialismo provincial.

En 2019 Olivero estaba convencido de que se podía ganar la elección sin los Rodríguez Saa, apoyado por el ex gobernador y actual senador nacional por San Luis, Claudio Poggi, de quien el jefe comunal fue ministro de Gobierno y Seguridad. «Uno siente que cuando llega a los cargos ejecutivos se le puede transformar la realidad a la gente, a los que no tenían cloacas, cordón cuneta o pavimento», le dijo a Noticias d. Además, el Intendente es acompañado por su mujer no solo a nivel familiar sino como concejala, Luciana Perano, también dentro del partido Avanzar.

El 2020 fue un año difícil por la pandemia, pero también porque «estamos gobernando una de las pocas ciudades que no son de Alberto Rodríguez Saa«, afirmó Olivero y agregó: «Acá si sos opositor no es que no te dan aportes, sino que ni agua te dan. Y si pedís agua te dan anchoa, es muy difícil gobernar en la provincia de San Luis si no sos oficialista. Sin embargo, estamos en el segundo período con un fuerte apoyo popular y hemos demostrado que con muchísimo trabajo, esfuerzo, vocación de servicio, transparencia y austeridad se pueden lograr cosas por más que al gobierno provincial no le guste».

Gestión, obras y desarrollo

Más allá de la relación distante con el gobierno puntano, el Intendente cree en el potencial de la localidad, su desarrollo y en la calidad de vida que presenta: «Es una ciudad realmente planificada del siglo XXI, con todos los servicios subterráneos y sin interferencia aérea. La verdad está muy bien planificada, con muchos espacios verdes, no hay asentamientos y todas sus viviendas, o el 99,9% son construidas con materiales de primera. Diría que el 90% de las viviendas son casas hechas por el Estado provincial», describió en diálogo con Noticias d.

Además, en La Punta tiene el Parque Informático, un polo tecnológico central para la comunidad y en donde trabaja hace ya más de una década la empresa argentina que más cotiza en el mundo, uno de los denominados unicornios, Mercado Libre. «Es el mayor empleador de la ciudad», mencionó Olivero y destacó que este tipo de compañías tienen una visión de sustentabilidad: «Todo está relacionado con la tecnología y con las industrias que no son contaminantes y esto también beneficia a una mejor calidad de vida de los vecinos».

Con la caída de la recaudación y el redireccionamiento de los recursos para la contención social que se vivió en el 2020, el Intendente vio peligrar las obras y sostuvo: «A pesar de eso hemos podido brindar todo los servicios públicos y se han podido continuar con las obras de pavimento que teníamos comenzadas, lo mismo con el Parque Juana Azurduy. Y se han podido comprar maquinarias para seguir prestando un servicio de eficiencia en cuanto a los servicios públicos municipales. También hicimos algunos programas para aquellas actividades más golpeadas, como fue y es la turística».

Entre el turismo y el virus

Uno de los puntos centrales de la gestión de Olivero es el turismo. Con una temporada compleja, el municipio pudo recibir turistas: «Podemos decir que hay una ocupación importante que ronda entre el 50% y el 80%, dependiendo si es o no fin de semana. Se ha movido mucha gente y dentro de todo, no voy a decir que es una temporada normal como fue el año pasado, pero por lo menos se notó un incremento de turistas. Y el dinero que circula en la comunidad se nota, que por supuesto hubiéramos querido que fuese mucho mejor, pero por lo menos tuvo un movimiento importante y es dinero que queda en la localidad».

En temporada de verano, el equilibrio es con los cuidados sanitarios por el coronavirus y en el municipio mantienen números auspiciosos. «En este momento estamos con pocos casos activos, hemos tenido el pico en agosto del año pasado. Por supuesto seguimos trabajando de forma coordinada con el Comité Provincial y se están haciendo testeos e hisopados gratuitos en el hospital. Esperamos que llegue la vacuna para la totalidad de las personas y se pueda ir superando la pandemia a nivel nacional, provincial y municipal. También hemos podido realizar aperturas de casi todos los comercios y hoy estamos mucho mejor que unos meses atrás», aseguró el Intendente.

Pasión por la gestión y visión a futuro

Olivero avanza en la gestión y planificación del 2021, año que se espera pueda generar un rebote económico tras los meses más difíciles de la pandemia: «Estamos con dos proyectos de obras. Uno tiene que ver con la ampliación y puesta en valor de la planta potabilizadora de agua y el otro con 50 cuadras de pavimento. Y por otro lado, estamos con la construcción de la terminal de ómnibus municipal, que es un viejo anhelo que tenemos», enumeró en diálogo con Noticias d.

Por último, el Intendente manifestó que su tarea es constante y de permanente contacto con la gente: «Somos la primera puerta que toca el vecino, el primero al que le reclama, la primera trinchera. Además el trato es directo con el vecino. Sabe donde vivís, sabe a qué escuela van los chicos, te encuentran en el supermercado, en la estación de servicio, somos un vecino más, pero tenemos la responsabilidad de darle una respuesta, que por ahí puede ser positiva o negativa. Es un trabajo muy desgastante, muy de cuerpo a cuerpo. Los vecinos al Intendente lo tienen todos los días, los 365 días del año y eso genera mucho más compromiso y cercanía».

Contenido provisto por: Lucas Laviana 12 febrero, 2021