Movilidad sustentable: Avellaneda se encamina hacia un nuevo modelo

Infraestructura, equipamiento y políticas públicas acompañan esta tendencia que gana espacio entre los ciudadanos.

Con los esfuerzos puestos en dar prioridad al uso de la bicicleta para disminuir el daño ambiental, mejorar la salud, la convivencia en el tránsito y facilitar el acceso a medios de transportes económicos, el Gobierno de Avellaneda avanza en la ejecución de una amplia red de ciclovías y bicisendas.

Más de 12km unen distintos barrios de la ciudad, generando un recorrido de circulación segura, económica y libre de huella de carbono, produciendo, a su vez, un efecto positivo en la calidad de vida de sus usuarios.   

El Intendente Dionisio Scarpin explicó a La Capital: “Nuestra planificación de gobierno contempla 4 ejes de trabajo, adaptados a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) mundialmente reconocidos».

«En este marco, dentro del eje Territorio sostenible, la Movilidad sustentable es uno de los temas prioritarios. Desde la gestión no solo buscamos promover el uso de la bicicleta sino además sentar las bases de la ciudad que queremos dejar a las futuras generaciones”, indicó Scarpin.

Bajo esa mirada, se toman las decisiones políticas, planificando obras económicamente viables, beneficiosas social y ambientalmente, desafiando el reto de ofrecer alternativas de traslado al ciudadano.

En términos de infraestructura

 “Como todos nuestros proyectos, el de Movilidad sustentable es fruto del trabajo transversal de distintas secretarías dentro del Municipio. Delineamos los primeros esbozos en 2015 y al año siguiente, junto a equipos técnicos del Gobierno Nacional anterior, definimos un plan director», subrayó el mandatario.

«Hoy, llevamos construidos más de 12km entre bicisendas y ciclovías de un total de algo más de 20km que pretendemos alcanzar. Instalamos luminarias de led donde fue necesario, complementándolas con las del alumbrado público. Sumamos 50 estaciones para estacionamiento de bicis y seguimos aumentando el equipamiento: demarcación vial, tachas y otros elementos, acompañándolas con campañas que promueven el cambio cultural”, enumeró.

Mensualmente en Avellaneda, gracias a los censos volumétricos de tránsito, se conoce que la participación modal “Circulación en bicicletas” es de un 17,4%, porcentaje que se pretende  incrementar a medida que se suma infraestructura.

“En este último tiempo, por la pandemia, hemos visto que el modo de movernos cambió, sea por recreación, por ausencia del transporte público y/o para evitar su uso, la bicicleta se convirtió en protagonista», continuó el Intendente.

Y agregó: «En este sentido, se conformaron numerosas agrupaciones que, sin fines de lucro, pedalean por la ciudad y zona rural, unos 10km que definimos en ciclo turismo, incentivando el uso de este vehículo”.

En comunión con el medio ambiente

A las 0% emisiones de huella de carbono que la bicicleta genera y la casi nula emisión de ruidos, la bicicleta vino para moderar cuestiones como la congestión en el tránsito y a facilitar la buena convivencia vehicular.

Si bien Avellaneda es una ciudad de 30.000 habitantes, desde hace un tiempo a esta parte, la cantidad de vehículos venía incrementándose y con la red vial notamos su disminución.

Nuevos desafíos

Scarpin destacó que la gran aceptación social de la bicicleta nos propone un nuevo desafío: su complementariedad con el transporte público y con los vehículos eléctricos, una nueva tecnología que se suma lentamente a nuestro programa de Movilidad sustentable.

Su uso ya está reglamentado por el Concejo Municipal de nuestra ciudad, bajo la Ordenanza 2002/21, que adhiere a lo dispuesto por la Ley Provincial N° 13.781, de fomento de la industria de vehículos eléctricos y tecnologías de energías alternativas para la movilidad urbana y periurbana.

«En 2020 Avellaneda fue seleccionada, por organismos internacionales, como Ciudad modelo 100% energías renovables marcando un mejor rumbo», indicó el Intendente.

En materia de sustentabilidad, Scarpin mencionó que Avellaneda trabaja en numerosos y ambiciosos proyectos y detalló:

  • La provisión de gas natural en los domicilios particulares, un hecho histórico y una mejora que ya avanza para proveer a la zona industrial,
  • Iluminación led en toda la ciudad y, la promoción y puesta en marcha de proyectos de economía circular y nuevas agendas.

Así, Avellaneda se encamina hacia un nuevo modelo.

Contenido provisto por: Municipio de Avellaneda 31 marzo, 2021