Imagina, la ONG que hace posibles las historias de superación

Patrici Bertrán es la presidenta y organizadora de Imagina Un Mundo Mejor, una ONG solidaria y caritativa que llega a donde el Estado falla.

Imagina: Un Mundo Mejor es Posible” es más que un lema, es una ONG que ocupa algunos espacios que el Estado no cubre. Cada año emergen de ella jóvenes que, gracias al apoyo de padrinos desconocidos, tienen la posibilidad de forjarse un futuro.

Esta ONG nació hace unos siete años de la mano de Patricia Bertrán, una exitosa empresaria en el rubro de organización de eventos, y que hoy cuenta con decenas de colaboradores, quienes se fueron sumando con muchas ganas de ayudar a cambiarle la realidad a personas que solo necesitan de una oportunidad para superarse y cambiar su rumbo prefijado la pobreza o la falta de inclusión.

Todo comenzó con una colecta que organizaron Patricia y unas amigas para comprar herramientas para un abuelo que, internado en un geriátrico, pasaba sus horas arreglando el jardín y cultivando una huertita que aprovisionaba de frescas verduritas al hogar Santa Ángela.

La respuesta superó las expectativas y Bertrán dio a conocer, al final de la campaña, escrupulosamente el listado de voluntarios donantes y la inversión realizada, actitud que se replicó a lo largo de todos estos años, con cada campaña realizada, muchas veces para colaborar en temas de salud.

Esta transparencia y seriedad en el manejo de las donaciones generaron un prestigio y apoyo de la comunidad cada vez que hay una convocatoria. Así nació y se forjó esta ONG, que tiene en marcha varios programas, todos con alto contenido social y sustentabilidad en el tiempo.

Imagina cuenta con un amplio plantel y tipo de programas. Patricia Bertrán está en la presidencia y usina de ideas que no cesan; Natalia Fiori forma parte del equipo de Donaciones y Feria; Silvina Montero se ubica en Talleres Deportivos y Hornito; Macarena González y Marta Clérici se hacen cargo de la Tesorería y Administración; mientras que María Laura Dimmer se encarga de Oveja Verde y Elisa Rooney del programa Yo Quiero Ser.

También hay 16 coordinadoras de familias del Programa Yo Creo En Ti,
el de Comunicación; Huellas, Tigres, Fútbol, Yo Quiero Secundaria, Alfabetización y Apoyo Escolar, La Mateada.

Los padrinos

Yo creo en Ti es el programa de los padrinos, personas voluntarias que asumen la responsabilidad de sostener económicamente los estudios de un niño cuya familia sufre carencias económicas, pero con la voluntad de que se forje un futuro a través de la educación.

Una condición esencial es que ni ahijados ni padrinos se conocen hasta que el chico termina su ciclo educativo. El voluntario provee dos veces al año los elementos escolares, incluyendo calzado, guardapolvos o uniformes. También para el cumpleaños o fiestas le manda una torta y algún regalito, y mantienen un contacto epistolar, donde el chico va contando a su padrino sus alegrías, tristezas, sueños.

Sin dudas el momento más feliz y emotivo es al llegar fin de año cuando se encuentran y se conocen con la mutua satisfacción de haber cumplido con las metas de tender puentes y construir una sociedad mejor

Mamis emprendedoras

“A Sonia, Yani, Yoana, Belen y Romi, las conocimos con el Programa Nutrir Al Futuro y las Viandas Solidarias. Eran mamis que necesitaron apoyo para brindar alimentos a su familia. Desde hace más de un año iniciaron su camino de emprender a través de la feria de Imagina. Toda la ropa que recibimos en donación, luego de cubrir pedidos solidarios y múltiples destinos, pasan a la feria y el ingreso por ventas es totalmente para ellas. Y más allá de ser emprendedoras, nos han brindado el apoyo para abrir nuestra sede y la sostienen pagando su alquiler, nos ayudan muchísimo con el intercambio solidario de ropa y objetos, y ahora con las colectas solidarias de los distintos programas. Son quienes siempre están dispuestas a dar una mano en todo”, narra Bertrán.

Estas mujeres que viven en un barrio marginal, donde Imagina llegaba con viandas, empezaron colaborando en su elaboración y ahora se han transformado en voluntarias. “Se los queremos agradecer muy especialmente. Nuestro crecimiento es también gracias a su dedicación y su solidaridad. Ellas también estuvieron presentes en nuestra gala y le obsequiaron a cada ahijado un voucher para que compren ropa en su feria”, relata con emoción la voluntaria.

Esfuerzo y perseverancia

José María es un joven no vidente. De niño se las arregló para que la falta de un sentido no se convirtiera en un obstáculo. Concurría a la Escuela de No Videntes del Municipio, donde aprendió braille y en el taller de cerámicas hacía distintos elementos que luego vendía en la calle. Siempre respetuoso, se ganó el cariño y apoyo de los venadenses.

Sin embargo José María seguía teniendo otros sueños, a los que Imagina contribuyó. “Nada lo detiene, ni siquiera una pandemia, ni siquiera estudiar online siendo un joven no vidente. Para lograrlo cuenta con el apoyo de la psicopedagoga María Paula Laffon, quien además de ser la docente de Imagina se ha transformado en su guía y su amiga. Todos estamos felices porque José María ya alcanzó este año el Módulo 8 de 15 totales para terminar la secundaria y porque el 2021 promete cosas muy interesantes para su vida. Macarena y Patricia, sus madrinas y representantes del resto de sus 32 padrinos, le hicieron un hermoso regalo para celebrar tantos logros al cerrar el 2020”, relató con orgullo Patricia.

El soldado

Santiago es uno de los ahijados egresados de Yo Creo En Ti el año pasado. Patricia relata la bella historia del joven que se llevó todos los aplausos al presentarse en la noche de gala de Imagina. “Santi desde los cinco años quería ser soldado y así lo representaba en sus primeros dibujos del jardín. Cuando cumplió 12, comenzó el Liceo Aeronáutico Militar de Funes. Para su mamá docente y su papá parquero, significaba un gran esfuerzo dado la distancia y por el costo mensual, pero no dudaron en acompañar a su hijo en su vocación. Conocimos a Betiana, su mamá, cuando años atrás gestionamos y se le otorgó una beca a través del ex diputado nacional Ricardo Spinozzi. Tiempo después fue incluido en el Programa Yo Creo En Ti de Imagina”.

En 2020 se promocionó en 6to año del Liceo con todos los méritos siendo primer escolta. Y va a continuar sus estudios universitarios en la Escuela de Aviación Militar perteneciente a la Fuerza Aérea Argentina en Córdoba.

“En la noche de nuestra gala se encontró por primera vez con su madrina Nanci. Ese abrazo esperó cuatro años. En el medio fue germinando una relación profunda, cálida y mutua, acompañados por Ceci, su coordinadora. Bello ahijado. Bella familia. Orgullosos de sus logros despedimos a Santi del Programa Yo Creo En Ti y le damos la bienvenida al Programa Yo Quiero Ser para seguir acompañándolo en su sueño de niño de ser soldado”, relató Bertrán.

Mili: mamá y alumna

La historia de Mili también merece ser destacada y tomada como ejemplo. Es la mayor de ocho hermanos y carga con la responsabilidad de ser la primera en toda su familia en terminar el ciclo secundario.

“Mili ingresó al Programa Yo Creo En Ti a través de un mensaje de su mamá contándonos de su situación y su propósito de que sus hijas puedan tener un futuro distinto a su propia historia de vida. Y seis de sus hijas en edad escolar ingresaron como ahijadas del programa”, comentó Bertrán.

Lorena es la madrina de Mili y Tati, la coordinadora. La relación entre ambas se fue acrecentando con cartas que iban y cartas que venían, libretas de calificaciones, tortas golosas, amor a la distancia, mientras la niña avanzaba en su escolaridad. En cuarto año la sorpresa de un embarazo adolescente sacudió la estructura de Mili. Le generó la incertidumbre de si podría continuar en el programa y si su madrina la querría seguir acompañando. Y por supuesto que sí. ¡Ahora eran dos para mimar!”, resumió Patricia.

Mili terminó el año pasado su ciclo secundario. Sin dudas es algo trascendental para la familia y seguramente es “punta de lanza” de todas sus hermanitas.

“En la gala llegó el emocionante momento donde la ahijada Mili y su madrina Lorena, tras cuatro hermosos años, se pudieron abrazar por primera vez. La despedimos como ahijada del programa Yo Creo En Ti y le damos la bienvenida en Yo Quiero Ser, ya que iniciará sus estudios terciarios en la carrera de Trabajadora Social”, aseguró la presidenta de Imagina.

La vida continúa

Esta historia con final feliz la tiene como protagonista a Mariana, una mamá que perdió a su esposo y papá de sus niños cuando ellos eran muy chiquitos, en un accidente. La vida le dio otro duro revés cuando tuvo que luchar contra una enfermedad. Guerrera, trabajadora, creativa siempre le puso toda la energía para estar bien para sus hijos.

Imagina llegó a su vida para acompañarla a través del programa Yo Creo En Ti. En la gala de diciembre pasado nuestros ahijados, Zoe y Maxi, conocieron a sus padrinos Romina, Jorgelina y Denis. Esto iba a suceder cuando terminaran 5to año de la secundaria. Nos adelantamos porque hoy nos tocó despedirlos con alegría. Van a formar un nuevo hogar fuera de la ciudad de Venado Tuerto. Brisa, quien terminó la secundaria el año pasado, va a poder cursar su carrera soñada: Psicopedagogía. Y los más chiquitos continuarán la escuela. Nos quedamos con esos abrazos eternos, con el sonar de las bellas palabras de Mariana escrita en su carta, con la historia y el vínculo que nos une en estos años, muy felices por ellos, por su futuro, y les deseamos que al fin salga el arcoíris pleno de color que guíe su camino”, dijeron desde Imagina.

En el baúl de las anécdotas quedan muchas historia de vida, de superación, de volver a confiar, pero sobre todo, de oportunidades que han cambiado la realidad de muchas familias venadenses.

Contenido provisto por: Norma Migueles 21 enero, 2021