Condenaron a los británicos que filtraron la foto del cuerpo de Emiliano Sala

Deportes

Se trata de la directora de una empresa de cámaras de seguridad y uno de sus empleados. Deberán cumplir 14 y 5 meses de cárcel respectivamente por acceder de forma ilegal a las imágenes.

Sherry Bray, la directora de la empresa británica Security Services Limited y su empleado, Christopher Ashford, fueron condenados a prisión por filtrar las imágenes del cuerpo sin vida del futbolista Emiliano Sala.

Bray y Ashford recibieron 14 y 5 meses de cárcel respectivamente, por acceder de forma ilegal a la autopsia del argentino, fallecido en una tragedia aérea el pasado 21 de enero.

Recordemos que la avioneta de alquiler en la que viajaba Sala junto al piloto inglés David Ibbotson se precipitó en el canal de la Mancha y ninguno logró sobrevivir.

El cuerpo del jugador fue hallado dos semanas después del accidente gracias a un operativo de búsqueda lanzado por su propia familia. El 7 de febrero se realizó la autopsia, en donde se filtró una imagen del cuerpo que comenzó a circular en las redes sociales.

Foto: NA/CCFC

Fue así como se rastrearon los pasos de la autopsia y se llegó hasta los responsables detrás de la empresa de cámaras de seguridad. Tanto la directora como uno de los empleados reconocieron que habían entrado sin autorización al sistema informático.

La condena por filtrar las fotos de la autopsia de Emiliano Sala

El juez Peter Crabtree condenó a Bray a 14 de prisión y a Ashford a 5, precisando que deberán cumplir efectivamente al menos la mitad. Con esta sentencia Crabtree entiende que la directora entró sin autorización al sistema informático de seguridad para ver la autopsia de Sala en directo y que ambos la volvieron a mirar en diferido en otras oportunidades.

Bray compartió una imagen de la autopsia con su hija a través de las redes sociales, mientras que Ashford dejó a un amigo tomar una foto. Así fue como comenzó la difusión del material que conmocionó a la familia del futbolista.

«Acepto que ninguno de ustedes cometió los delitos de los que se han declarado culpables por un motivo económico, sino que más bien fueron motivados por una curiosidad morbosa«, expresó Crabtree.

Además, el fiscal Anthony Johns agregó que «causaron un inmenso sufrimiento a la familia y amigos» del futbolista y que «es imposible imaginar porqué alguien querría grabar o ver este tipo de imágenes en una violación tan flagrante de la confidencialidad y la decencia humana».

Contenido provisto por: Nuria Pacheco Sánchez 23 septiembre, 2019