Darío Monteros: «El peronismo tiene un compromiso social por ir tratando de solucionar los problemas»

En diciembre comenzará una megaobra de cloacas en Banda del Río Salí que beneficiará al 75% de la población. Su Intendente anticipó: «Será un antes y un después».

Darío Monteros obtuvo un aplastante triunfo electoral que le permitió ser reelecto como intendente de Banda del Río Salí, por el Frente Justicialista por Tucumán. «Hice lo que la gente me pedía: orden y limpieza», resumió en diálogo con Noticias d, al tiempo que remarcó el sello peronista de su gestión: «Hay un compromiso social de la formación que tenemos en el peronismo de tratar de ir solucionando los problemas«.

La circulación del Covid-19 trajo más de un dolor de cabeza a la localidad, pero el jefe comunal destacó que la cantidad de casos diarios pasó de una meseta alta, a una baja, y que la curva de contagios descendió en las últimas semanas. Para mantener esta tendencia, apostó al compromiso ciudadano: «No hay que bajar los brazos».

La localidad pasó de un promedio de 100 contagios diarios a 20, aunque advirtió que hay que seguir por la vía de respetar los cuidados y recomendaciones sanitarias, hasta la llegada de la vacuna. «Va a ser un gran avance, pero mientras tanto hay que seguir con la concientización y la responsabilidad ciudadana, a pesar del cansancio, porque es una cuestión de salud y de vida», advirtió Monteros.

En ese sentido, el Intendente agradeció el trabajo de la planta municipal, en la tarea de prevención, y del equipo de vigías, que ha podido tener el control del ingreso durante la restricción. Consideró que estos aspectos fueron claves para bajar la circulación de personas y, por ende, de los contagios.

«Nuestra ciudad está atravesada por una ruta nacional y seis provinciales. Hemos trabajado muy fuerte en esos accesos y el grueso de la sociedad ha entendido el por qué de las medidas», contó. Al respecto, agradeció también al gobernador de Tucumán, Juan Manzur, y al vicegobernador, Osvaldo Jaldo, «con quienes venimos trabajando desde 2015, cuando asumimos».

La obra pública, puntal de la recuperación

Monteros diferenció al gobierno de Alberto Fernández del de Mauricio Macri en relación a las partidas presupuestarias que llegaron a Banda del Río Salí. «Dentro de esta crisis, tenemos un Gobierno Nacional que mira al interior más profundo del país. En los cuatro años del gobierno anterior, no hemos recibido ni un solo centavo para realizar ningún tipo de obra de infraestructura para poder crecer», explicó.

El municipio recibió en las últimas semanas del Gobierno Nacional una de las mayores obras de la provincia, con una partida de 4 mil millones de pesos, que se usarán para ampliar el sistema cloacal y llegar así al 75% de la población. «Ya están las empresas adjudicadas y en diciembre va a comenzar esta megaobra de instalación troncal y domiciliaria de cloacas, con la planta de tratamientos correspondiente. Va a haber un antes y después«, expresó con entusiasmo.

«Tenemos 140 mil habitantes, pero no edificios, por falta de infraestructura. Estas obras van a traer aparejada una mirada distinta con la cámara de construcciones y la de turismo. Pero, sobre todo, van a dar mano de obra para levantar los índices sociales que tenemos hoy en nuestra jurisdicción», planteó sobre el departamento Cruz Alta el Intendente a Noticias d.

Otra de las obras que adjudicó Nación es la construcción de la primera alcaldía de Tucumán en la localidad, con capacidad para alojar a 300 detenidos. En ese sentido, Monteros también informó que, como parte del plan Argentina Hace, ya se presentó el proyecto para la pavimentación de 200 cuadras, con cordón cuneta y playones deportivos.

Toda esta inversión apunta a mover la economía, que venía en crisis y la pandemia terminó de poner en jaque. Según el jefe comunal, «no hay dudas de que económica y socialmente el país no va a quedar en buena situación, pero tenemos confianza de que con esta inyección de obras que imprimió nuestro Presidente va a resurgir la actividad económica«.

Orden, limpieza y seguridad

Monteros fue reelecto en 2019, con el 70% de los votos. Sobre el gran triunfo, puntualizó que cumplió con las demandas de los vecinos, «mantener las calles en condiciones, desmalezamiento, alumbrado público, recolección de residuos y todos los servicios básicos que necesita un vecino». Además, resaltó la posibilidad de haber cumplido con el pedido de seguridad que los bandeños precisaban.

«Hemos creado la Secretaría de Seguridad y hoy tenemos 280 vigías, divididos en tres turnos. Tenemos un centro de monitoreo propio y catorce vehículos con alta tecnología. También pusimos lectores de chapa patente en los ingresos y hemos firmado un convenio con la Justicia para detener el vehículo y ponerlo a su disposición en casos sospechosos», precisó.

Monteros señaló la utilidad de la nueva aplicación para celulares desde la cual el vecino se puede comunicar con los centros de monitoreo por cualquier situación, ya sea un hecho de inseguridad, violencia de género, incendios basurales o fallas en el alumbrado: «Inmediatamente, se ponen en funcionamiento las áreas que competen en función de la denuncia».

Familia política

Hincha de San Martín de Tucumán, Monteros es padre de cinco hijos, tres de los cuales tuvo junto a su actual esposa Gladys Medina, con quien no solamente comparte la crianza de los chicos, sino también la pasión por la política. Desde 2003, Medina fue concejala en Banda del Río Salí y en 2017 dio el salto para ser electa diputada nacional por Tucumán.

De origen humilde, Monteros entiende que Banda del Río Salí está en el sector más vulnerable de la provincia y que esto significa que hay muchos barrios con necesidades básicas insatisfechas, pero se mostró confiado de la posibilidad de progreso: «La gestión no es fácil, requiere mucho esfuerzo para llegar a todos, pero hay un compromiso de resolver los problemas».

Y concluyó con una descripción de su día a a día como jefe comunal en Banda del Río Salí: «Vengo de una familia muy humilde y soy uno de los pocos intendentes desde el regreso de la democracia que vive en nuestra jurisdicción. La gente va y me espera a la salida de la Intendencia o en la puerta de mi casa, por distintas necesidades».

Santa Fe