José Artaza: «No tengo más anhelo político que luchar por Loreto»

El intendente de la ciudad santiagueña explicó la difícil tarea de gestionar en pandemia y se mostró agradecido con el gobernador Zamora.

José Artaza conduce los destinos de Loreto desde 2014. Comenzó a militar en la adolescencia, en el colegio secundario. Luego, se insertó en la agrupación radical Franja Morada. «Era un militante de la Franja sin ser candidato, solo tenía la necesidad de militar. Cuando me recibí me puse a trabajar con el hoy gobernador Gerardo Zamora. Con 27 años, fui candidato a diputado con él y ganamos la elección. Después fui candidato a intendente y le ganamos la elección a la hermana del vice gobernador». Más tarde, vino la dramática reelección que se definió por 13 votos.

«Siempre lo escucho decir al gobernador: ‘Vos podés ser diputado, concejal, gobernador, presidente, pero nada es como ser intendente’. Creo que en cualquier carrera política es el mejor cargo. Lo escucho decir a los gobernadores y ministros actuales del poder ejecutivo nacional; es que uno nunca deja de ser intendente», afirmó Artaza.

Artaza se mostró agradecido de tener la posibilidad de estar en el cargo que tanto disfruta: «Este es el logro político más importante para mí. Siempre me van a ver luchando por mi ciudad, no tengo otros anhelos. Y siempre voy a estar acompañando al Gobernador, que creo ha sido bendecido por Dios porque ha venido a cambiar la realidad política en Santiago del Estero».

El jefe comunal dejó en claro que su guía política es Zamora, radical que gobierna Santiago del Estero desde 2005 junto a su esposa Claudia Ledesma. «El gobernador Zamora nos dice: ‘Para la gente, está Dios y después el intendente’, y es así, porque tenemos que estar en todo. Si bien hay secretarios de deporte, de obras públicas, etc., los intendentes somos un poco secretarios de deportes, de obras públicas, etc. En este tipo de ciudades los intendentes somos de todo un poco«, graficó.

Obras frenadas y reactivación

Como ocurrió en todo el país, la crisis sanitaria atentó contra muchas iniciativas de obra pública. «Muchos objetivos han quedado truncos porque no se los ha podido cumplir. Somos unos de los municipios que más viviendas hacen. Llevamos 450 viviendas en nuestra gestión y este año hemos estado prácticamente 9 meses sin hacer absolutamente ni una vivienda porque la situación no lo permitió. Para nosotros, es uno de los pilares fundamentales de nuestra gestión», lamentó Artaza.

Pese al complejo escenario, el jefe comunal pudo despedir el año 2020 con dos grandes anuncios: la construcción de una nueva terminal de ómnibus y la realización de una red de gas troncal.

Artaza expresó que el gobierno provincial acompaña estos proyectos: «Juntos, estamos por concretar obras muy importantes. La terminal de ómnibus en nuestra ciudad tendrá un importe aproximado de 200 millones de pesos«.

Y el plato fuerte es la red de gas. «Hemos perseguido durante muchos años este objetivo que ha sido incluido en el Presupuesto Nacional para el año 2021. Es necesario para el desarrollo de nuestra ciudad y estamos muy entusiasmados», apuntó el intendente.

Además, «el gobernador ya ha firmado el convenio marco para que podamos tener el agua potable en nuestra ciudad, por un acueducto que viene de Santiago capital. El agua es una deuda que tenemos con los loretanos«, reconoció.

El control de la pandemia

El intendente afirmó que durante la pandemia «hemos a travesado situaciones difíciles», pero «en este momento estamos tranquilos, teniendo 1 o 2 casos por semana, que es muy poco». Además destacó: «Tratamos de llevarlo adelante con las medidas de seguridad que desde la Provincia se indican y esperando que no tengamos un rebrote ni una segunda ola».

«Hemos tomados medidas que eran similares a la de la Provincia, restringiendo a veces un poco más, pero hoy estamos atados a las medidas de la Provincia, ya que nuestro municipio está a 57 km de Santiago capital y estamos en sintonía», explicó el jefe comunal.

Artaza subrayó que una parte importante de su gestión es el trabajo social. «A través de las cuestiones sociales, tratamos de estar más cerca del vecino. Estamos acostumbrados a hacer reuniones, que hoy no se pueden hacer, y a través de la gente que trabaja en las instituciones cercanas a los barrios tratamos de estar presentes», remarcó.

Finalmente, expresó: «El gobernador Zamora permanentemente está en contacto con nosotros, con todas las necesidades que nos surgen a diario. Estamos muy acompañados y pertenecemos a un proyecto político de hace muchos años. Venimos en conjunto, pero institucionalmente también nos sentimos acompañados y haciendo las cosas codo a codo».

Santa Fe