Científicos argentinos desarrollan un yogur para repartir en comedores

Salud y Ciencia

Profesionales de la Universidad de Luján, asociados con el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación bonaerense, crearon un alimento con importantes beneficios para la salud.

El Centro de Investigación, Docencia y Extensión en Tecnología de Alimentos (CIDETA) de la Universidad de Luján, en coordinación con la Comisión de Investigaciones Científicas del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación bonaerense desarrollaron un yogur con importantes beneficios para la salud que se reparte en comedores escolares de la región.

El director de CIDETA, Claudio Fochessatto, explicó que el objetivo principal que tienen al plantear la actividad es el de brindar un espacio de investigación, docencia y desarrollo científico-tecnológico a la región y al entorno de influencia de la Universidad Nacional de Luján en lo que respecta a la tecnología de alimentos.

«Tomamos muchas de las materias primas que se producen en el campo experimental de la Universidad, principalmente la leche, para industrializarla, generar productos y a través de ellos apoyar a las actividades de docencia, investigación y extensión», sintetizó Fochessatto.

¿Qué es Yogurito?

Yogurito es el resultado final de un proyecto que comenzó con «un probiótico que desarrolló y produce el Centro de Referencia Para Lactobacilos (CERELA) en Tucumán y que en la UNLu se logró incorporar en una matriz de yogur batido», según explicó el director de CIDETA.

El producto está certificado con calidad de excelencia para distribuirlo en la zona, específicamente en el propio municipio de Luján y también en Mercedes. «A partir de un convenio con municipios se provee ese yogur a los comedores ya que genera una mejora de la defensas en el sistema inmunológico de los chicos», contó Fochessatto.

El investigador relató que también se trabaja en el desarrollo de diferentes quesos, como cuartirolo, gouda/pátegrás y sardo/reggianito. «Hoy tenemos una producción a escala piloto pero estamos trabajando en la transferencia del protocolo de elaboración a una pequeña industria para generar más volumen y llegar a más cantidad de chicos», sintetizó.

Contenido provisto por: Nuria Pacheco Sánchez 19 septiembre, 2019