Después de 37 años, volvió al país la Virgen de Luján que acompañó a los soldados en Malvinas

El Reino Unido restituyó la imagen de la Virgen de Luján. Antes de llegar a Buenos Aires, el papa Francisco la bendijo en el Vaticano.

Esta semana, el Reino Unido restituyó la imagen de la Virgen de Luján que acompañó a los soldados argentinos durante la Guerra de Malvinas. Antes de arribar en Argentina esta mañana, el papa Francisco la bendijo en el Vaticano, a 37 años del conflicto bélico.

La imagen de la Virgen viajó desde Roma junto al Obispo Castrense de Argentina, Santiago Olivera, y llegó poco antes de las 8 al Aeropuerto Internacional de Ezeiza. Allí fue recibida con honores por miembros de las Fuerzas Armadas y de seguridad y de veteranos de la guerra de Malvinas.

A través de su cuenta de Twitter, el obispado castrense de Argentina informó que fueron cumplidos los trámites correspondientes de ingreso al país. La imagen se trasladó a la sala de conferencias del aeropuerto internacional Ministro Pistarini y luego a la catedral castrense Stella Maris, donde ofreció una misa el monseñor Santiago OIivera.

La imagen recuperada llegó a las Islas Malvinas una semana después del desembarco de los soldados argentinos en 1982 y, finalizada la guerra, los ingleses se la llevaron y la entronizaron en la sede del obispado castrense británico, en homenaje a las víctimas del enfrentamiento.

Foto: Dabove Daniel-Télam

Durante la misa, Monseñor Olivera agradeció al gobierno nacional, a la secretaria de Relaciones Exteriores y Culto, a la Cancillería, a Aeropuertos Argentina 2000, a Aerolíneas Argentinas y a las Fuerzas Armadas y Fuerzas Federales de Seguridad.

También agradeció a los integrantes del Grupo La Fe del Centurión y Veteranos de Guerra, parte de la comitiva que acompañó a la virgen de regreso a la Argentina.

Olivera recibió el pasado miércoles de manos del propio papa Francisco la imagen de la Virgen, que llegó a la ciudad del Vaticano desde la Catedral Castrense de Gran Bretaña, acompañada por el obispo castrense de Gran Bretaña, monseñor Paul Mason.

Fuente: Télam

Contenido provisto por: Nuria Pacheco Sánchez 4 noviembre, 2019