Cambio climático: ¿Mendoza se quedará sin agua?

Las temperaturas no han sido suficientes para generar gran caudal de agua desde alta montaña hacia las plantas potabilizadoras, lo que generará problemas de abastecimiento en toda la provincia.

A raíz del cambio climático, Mendoza ha comenzado a secarse y se quedará sin agua. Es que la poca nieve acumulada en sus montañas y el adelantamiento de los deshielos se han convertido en una verdadera amenaza para la tierra cuyana.

En tal sentido, la crisis hídrica se agravó y pasó a la categoría de «permanente», por lo que ya hablamos de «sequía». Así, según lo informado por el Departamento de Irrigación, habrá 11% menos de agua que en la temporada anterior.

La disponibilidad del recurso total en la Provincia, para los meses venideros y para los ríos con hectáreas bajo riego, se espera que sea del 54% de un año medio, lo que significa que los seis ríos mendocinos traerán la mitad de agua.

Contenido provisto por: Municipio de Maipú 29 octubre, 2019