La mendocina varada en un crucero que ya va por tiempo de cuarentena récord

La embarcación se encuentra anclada en el puerto de Marsella a la espera de una resolución.

El 4 de enero Camila Ávila se embarcó en un crucero en el puerto de Usuhaia para trabajar como miembro de la tripulación durante 4 meses y nunca imaginó lo que estaba por suceder. En medio de la navegación, estalló la crisis sanitaria mundial ocasionada por el brote del coronavirus y desde entonces todas las  personas que se encuentran a bordo del barco tienen prohibida la desembarcación.

Afortunadamente, gracias a las medidas de seguridad e higiene adoptadas rápidamente, no se ha detectado ningún caso de Covid-19 en el crucero. El barco se encuentra anclado en Marsella a la espera de una resolución.

Más allá de la situación, Camila aseguró a diversos medios que toda la tripulación se encuentra en buen estado y con todo lo necesario. De hecho, el suyo es un caso para tomar de ejemplo, ya que decide ver el lado positivo de la situación y compartirlo a través de sus redes sociales.

En medio de estos tiempos difíciles, muchos de ustedes no tienen la posibilidad de mirar un atardecer, pero dejen que les muestre este hermoso que podemos apreciar hoy mientras cruzamos el ecuador hacia el hemisferio norte”. 

Contenido provisto por: María Abeijón Sarquís 29 junio, 2020